A dos años del sismo.

“Estaba en el piso 17 de un edificio de Insurgentes Sur con el Director de CADENA, Benjamín Laniado, cuando empezó a temblar.  Una vez afuera, en la calle, me enteré que junto a mi casa, se había caído una torre. Tomamos el coche para llegar al lugar de los hechos pero no se podía avanzar. Le hablé a dos amigos en motos y nos fuimos inmediatamente a atender a los afectados.” Así cuenta Miriam Kajomovitz, directora de Procuración de Fondos de CADENA, la vivencia del sismo del 19 de septiembre de hace dos años.

Inmediatamente después de la tragedia ya se había movilizado al “Go Team”, el equipo de rescatistas especializados de CADENA, que, durante las preciosas 72 horas necesarias para salvar una vida, atendió estructuras colapsadas en Álvaro Obregón, Chimalpopoca, la Escuela Rebsamen, y muchos más. En esos primeros tres días, el equipo rescató a Paulina Gómez, Isaac Ayala, Lucía Samara y seis personas más de entre los escombros.

Voluntarios en el centro de acopio en la calle de Veracruz, en la Condesa.

Mientras tanto, en la Condesa se instaló un centro de acopio en la calle de Veracruz. La cantidad de ayuda recibida fue desbordante: en poco tiempo CADENA había hecho un donativo de 50 toneladas a Morelos y al final de la semana, gracias al trabajo incansable de voluntarios, se habían realizado 387 entregas puntuales y estratégicas de donativos.

Para nosotros en CADENA el trabajo apenas comenzaba. Desde el sismo de 7 de septiembre, nos dimos a la tarea de restaurar la normalidad en poblaciones devastadas de Chiapas y Oaxaca. A partir de entonces, se estableció un compromiso a largo plazo con comunidades marginales. Apadrinamos la comunidad de Miguel Hidalgo, en Chiapas y —junto con residente de obra local y apoyo de los miembros de dicho poblado—hemos construido, hasta la fecha, 64 casas, además de un centro médico y dos aulas de la escuela primaria.

Reconstruir es un proceso largo: muchas de las personas que se quedaron sin casa —y alumnos que se quedaron sin aulas—necesitaban un lugar donde dormir y estudiar. Durante los meses que siguieron al sismo, CADENA estableció 2,801 refugios temporales y 800 aulas temporales en Chiapas, Oaxaca y Morelos, beneficiando a un total de 81,255 personas.

La economía del Istmo de Tehuantepec también sufrió graves daños. En Juchitán, Oaxaca, muchas personas en condiciones de extrema pobreza se quedaron sin trabajo. Con la finalidad de reactivar la economía, CADENA contactó a mujeres que hacen bordados tradicionales de la zona y puso en marcha el proyecto “Sicarú: chamarras con causa”. El dinero de la venta de estos productos se utilizó en beneficio de la comunidad.

En la comunidad de Miguel Hidalgo, Chiapas, reparamos e intervenimos casi 100 hogares, algunos con cocinas y baños; en Jojutla, Morelos, reconstruimos 12 aulas, el centro de cómputo, la biblioteca, la cooperativa, los baños y las oficinas administrativas de escuela primaria “Venustiano Carranza”, beneficiando a un total de 400 alumnos; seguimos en contacto con representantes de Protección Civil de todos los estados, y nos llena de orgullo el haber sido reconocidos a nivel estatal, nacional e internacional como una importante fuerza de ayuda.

Reconstruyendo escuela después del sismo.

Trabajos de reconstrucción de escuela en Jojutla, Morelos.

Aunque hemos avanzado mucho México todavía no se recupera de los daños sufridos hace dos ños.  Hemos sido testigos de cómo, durante este periodo, la voluntad de ayudar se ha reforzado. Para nosotros en CADENA, el sismo ha sido una oportunidad de reiterar nuestro compromiso con nuestros conciudadanos. Gracias a su ayuda, hemos ampliado nuestra capacidad de generar impactos de largo plazo en nuestra sociedad.

El sismo. Testimonios de nuestros rescatistas.

Hace exactamente dos años, nuestro Go Team, el equipo de rescatistas de CADENA, salía de nuestra central para atender a aquellos que se encontraban bajo los escombros.  Conformado por más de treinta personas, es el único equipo que cuenta con la tecnología de Life Locator, esencial para localizar latidos de corazón.

Como señal de agradecimiento, decidimos plasmar aquí dos de sus testimonios:

Wolf con nuestro perro Enzo buscando vidas en un edificio colapsado.

Wolf Kisel Laska: sub-director del Go Team 

«Yo estaba en mi oficina en el piso 12 cuando empezó a temblar. Supe inmediatamente que había sido grave, por eso fui a recoger a Enzo, nuestro perro rescatista, y me fui hacia las oficinas de CADENA.

Fui parte del primer o segundo equipo que salió.  El primer lugar en el que me tocó trabajar fue en el edificio colapsado en el centro. El rescate proseguía así: yo le daba una instrucción a Enzo y el perro va olfateando; cuando hay una víctima, ladra o se sienta. No puede haber ninguna persona en el lugar, ya que el perro confunde a las personas con las víctimas.

Durante los siguientes días iba con una ambulancia de un lugar a otro, y, para serte sincero, no tengo una recolección de dónde estuve, exáctamente. Trabajábamos en el día, ya que el perro tiene que descansar por lo menos 8 horas para ser eficiente. Así estuve hasta el viernes, cuando serví de enlace, traductor y coordinador de logística para el equipo de rescate que venía de Israel.»

Miembros del Go Team trabajan sobre una estructura colapsada.

Ivan Rodarte: Coordinador de capacitación del Go Team. 

«Me encontraba justo en las oficinas de CADENA,  regresando de un simulacro en una escuela judía .Una vez que se terminó empezamos a recibir información sobre estructuras colapsadas. Nos contactamos con gente del CENAPRED, del C5, de la Cruz Roja y, a partir de ahí, decidimos movilizarnos.

Cuando se activa la emergencia hacemos el llamado a todos los brigadistas y rescatistas. Tuvimos una asistencia de 15 elementos de rescate en los primeros 15 minutos. De ahí salieron las primeras dos células de trabajo. Las primeras fueron a Rebsamen y la segunda fue a Chimalpopoca, en el centro. Tuvimos contacto con las ambulancias Hatzaláh para hacer movimiento de personal.  En la noche decidimos agruparnos en el centro de comando que teníamos en la calle de Veracruz 62, Col. Condesa.

Reiniciamos labores de rescate el día siguiente; en mi caso, en el edificio de Álvaro Obregón.  En esa célula del segundo día encontramos a tres personas con vida: Lucía, Paulina e Isaac— se encontraban en una misma área, protegidos por una pared de tablaroca bastante fina. Estuvimos laborando el resto de las noche para poder sacarlos. A las 12-1am se solicitó un relevo y se quedaron trabajando células de otro grupo de rescate. El resto de los días se trabajó con el ejército israelí.

Yo estuve hasta el tercer día en Álvaro Obregón, donde encontramos algunos cuerpos sin vida. Ese día fui al centro de mando para hacer movimiento y seguir cambiando grupos de rescate, fui apoyo logístico y estratégico y dejé la parte operativa. Me incorporé al quinto día para ver cómo estaban las personas en el edificio de Amsterdam.

Algo que nos debe de quedar muy claro al Go Team es que fue una emergencia que creció la institución y nos puso a prueba. Necesitamos profesionalizarnos más, practicar más y no bajar la guardia.»

Día Internacional de la Beneficiencia

La beneficencia contribuye a la creación de sociedades inclusivas y resistentes, permite aliviar los peores efectos de las crisis humanitarias, ayuda a concienciar sobre los derechos de los marginados y desfavorecidos, y permite guardar nuestra humanidad en situaciones de conflicto. Según la ONU: ”La beneficencia puede contribuir a la promoción del diálogo, la solidaridad y la comprensión mutua entre las personas.”

El Día de la Beneficiencia se conmemora para celebrar el fallecimiento de la a Madre Teresa. La Madre Teresa nació en 1910 en la antigua Yugoslavia; en 1928 se fue a la India, donde se dedicó a ayudar a los indigentes. En 1948 se hizo ciudadana india y en 1950 fundó la orden de las Misioneras de la Caridad en Calcuta. Durante 45 años ejerció su labor, que alcanzó notoriedad por su trabajo entre los más pobres y los moribundos. En 1979, ganó el Premio Nobel de la Paz. Para ella, «la pobreza y la angustia constituyen una amenaza a la paz».

La beneficencia no solo es necesaria. Es urgente. En este momento estamos realizando una misión de gran importancia para atender a los afectados del huracán Dorian. Con vientos de hasta 300 km/hr, el huracán Dorian es el más fuerte en azotar las Bahamas desde que se tiene registro. Un millón de personas han sido desplazadas por el posible paso del huracán. Florida, Georgia y Carolina del Sur se encuentran en alerta máxima.

Los equipos internacionales de evaluación de daños y de búsqueda y rescate del Go Team CADENA, se encuentran preparados para salir y brindar ayuda. Pero necesitamos de ti.

Apoya con una donación. Puedes salvar vidas.

Día Mundial de la Asistencia Humanitaria

La solidaridad humana ha existido desde siempre. Entendernos como parte de la misma especie nos ha permitido sacrificarnos para salvar la vida del prójimo.

Lo que se ha denominado como “Ayuda Humanitaria” es solo la expresión institucionalizada e internacionalizada de ese deseo.

Imparcialidad. Neutralidad. Estos pilares de la ayuda humanitaria han estado con nosotros desde el establecimiento de la Cruz Roja Internacional en los múltiples Convenios de Génova. Dichos acuerdos, que se han reformulado desde mediados del siglo XIX, han nacido para aminorar los efectos humanos de los conflictos armados.

Como organización judía, seguimos sintiendo el trauma de la Segunda Guerra Mundial. Después de ésta, se establecieron de nuevo las Leyes Internacional de Ayuda Humanitaria—documento que es nuestra estrella polar.

Desgraciadamente, la ayuda humanitaria hoy en día no sólo contempla los efectos de conflictos armados. El calentamiento global, por medio de sus tormentas, huracanes, sequías y incendios y demás fenómenos meteorológicos, ha expuesto a cada vez más gente a los desastres naturales.

En CADENA hemos recorrido el mundo en búsqueda de ese encuentro con el otro. Buscamos experimentar la solidaridad que nuestro Secretario General experimentó al llegar a Mozambique, después del desastre del ciclón Idai:

“Nos unimos al cluster de Naciones Unidas; ahí nos dimos cuenta de que los actores humanitarios que toman el liderazgo entre todas las agencias y las ONG´s como nosotros, representan un verdadero triunfo de la humanidad, pues con una mirada profunda, sin importar la raza, las creencias, culturas, nacionalidades, múltiples idiomas o el color del uniforme, todos los presentes trabajaron por un único objetivo: traer esperanza y ayudar a la gente de Mozambique.

No tengo duda, el mundo debería de ser como un cluster.”

Día Meteorológico Mundial


Cuando hablamos de fenómenos meteorológicos—tormentas, huracanes, tornados, etc.—pensamos sólo en casos aislados y catastróficos: existe una sensación de distancia frente al ámbito meteorológico que surge, muchas veces, de cómo se reportan los desastres naturales en los medios de comunicación.

Sería más sensato pensar que estamos dentro del clima y que nuestras vidas se encuentran determinadas en todas sus facetas por éste. Este cambio en la manera de pensar es un tema de sobrevivencia—sobre todo si tomamos en cuenta que, según la BBC, los últimos 20 años han sido los más calurosos en la historia de la humanidad.

El cambio climático no nos permite darnos el lujo de pensarnos como separados de la naturaleza. La emisión de gases que generan efecto invernadero está alterando fuertemente los ciclos en los que depende nuestra normalidad. Por dar un ejemplo: los inéditos incendios en California le han costado al estado 4000 billones de dólares en daños; una cifra que representa el 2% del PIB de Estados Unidos.  En México el año pasado hubo 26 tormentas sustanciales, entre ellas 13 huracanes, de los cuales 10 han sido mayores—un número que va en ascenso, anualmente, y que trastoca miles de vidas.

En CADENA hemos visto de primera mano las consecuencias de estos drásticos cambios en el clima: solamente el año pasado realizamos 25 misiones relacionadas con vulnerabilidades climáticas: casi la mitad de ellas para atender a afectados de lluvias intensas (en estados Colima y Sinaloa) y de huracanes (en los estados de Nayarit, Oaxaca, Chiapas). También hemos atendido a los afectados de las catastróficas inundaciones en India e Indonesia; y a la crisis humanitaria que se ha desatado en Kenia, donde las sequias han generado hambruna entre miles.

En este Día Meteorológico Mundial queremos recalcar la necesidad de la reducción de emisión de gases que producen el efecto invernadero y expresar solidaridad por todos aquellos que están peleando por una relación más sustentable con el medio ambiente. Nosotros creamos el problema, nosotros lo podemos solucionar.

Día Mundial del Agua

Hacer frente a los desastres naturales es posible solo cuando las necesidades básicas están cubiertas. Sin acceso a agua potable no hay resiliencia comunitaria: el consumo de agua sucia genera enfermedades intestinales potencialmente mortales, especialmente en niños y adultos mayores, mermando cualquier capacidad de respuesta en todo tipo de crisis.

Instalación de sistema de captación de agua pluvial en Lagunas de Centla, Tabasco

Por desgracia, falta mucho para que todos tengan acceso a este elemento. Según la Organización Mundial de la Salud, 844 millones de personas no tienen acceso agua potable; es decir, tres de cada diez personas a nivel mundial carecen de agua potable en su hogar. En otras palabras: cada minuto, un recién nacido muere por infecciones causadas por falta de agua limpia.  En México más de 9 millones de mexicanos sufren de escasa agua potable.

Uno de nuestros ejes de acción en CADENA es atender esta necesidad. La mayoría de nuestras misiones tienen como objetivo proveer de agua a comunidades marginadas y vulnerables en México, Venezuela, Colombia, Guatemala, Puerto Rico y muchos países más.

Para ello, utilizamos los filtros de agua Sawyer—un dispositivo a base de membrana hueca, fácil de transportar, instalar y usar—que tiene la capacidad de filtrar hasta 800 litros de agua al día y, con un buen mantenimiento, puede durar hasta 5 años.  En diciembre del año pasado conectamos estos filtros a sistemas de captación de agua de lluvias en Tabasco, dándole acceso a agua potable de forma natural a cientos de afectados por la contaminación en las lagunas de Centla. 

Más recientemente, visitamos el sur de India, donde capacitamos a maestros de escuelas, afectadas por las inundaciones del 2018, en el uso de 300 filtros de agua. Si es bien mantenida, esta tecnología podría llegar a cambiar la vida de más de 60, 000 personas en la región.

Tinacos utilizados para proveer agua a la región de Kerala, India.

En CADENA creemos que este tipo de soluciones tácticas, de bajo costo y de largo plazo son la clave para la solución de los problemas más urgentes que enfrenta la humanidad. Sin agua no hay vida. La importancia de este recurso no se puede subestimar.

CADENA Chile inaugura oficina en Mar Jónico

A más de un año de su llegada a Chile, CADENA refuerza el trabajo de alianza con las comunidades.

El día martes 5 de marzo, CADENA Chile, en conjunto con la Comunidad Bnei Israel, inauguraron una nueva oficina en las dependencias de Mar Jónico.  Desde la NBI señalan que “a partir del mes de marzo, la Comunidad NBI tiene el honor de anunciar un convenio con la Fundación Cadena de Chile para el uso de las instalaciones de Mar Jónico. Estar cerca y aunar esfuerzos fortalecerá a ambas instituciones”.

David Preminger, director de CADENA Chile, agradece a la NBI por esta oportunidad: “Estamos muy agradecidos con la NBI, hemos encontrado una nueva casa, con grandes posibilidades de crear nuevas sinergias que van a hacer seguir creciendo a la Comunidad”. Esta nueva alianza traerá consigo múltiples beneficios, ya que no solo se genera un espacio para realizar el trabajo de CADENA, sino que también refuerza la idea de unidad. “Compartimos la visión de ser parte de una comunidad inclusiva y solidaria. Compartimos los valores de la ayuda y la educación de nuestros jóvenes. Compartimos que lo esencial son los vínculos entre las personas. Ahora también vamos a compartir el espacio”, dicen desde la NBI.

Desde CADENA indican que este es un gran paso para la Fundación: “estamos contentos porque esto significa que estamos haciendo bien las cosas. Estamos pensando constantemente en cómo seguir siendo un aporte para la comunidad y el país. Estamos seguros que tanto la NBI como el resto de la comunidad nos van a ayudar para hacer cosas aún más grandes”.

De esta forma, CADENA Chile inicia una nueva etapa de vida, la cual contempla nuevos proyectos y nuevas alianzas. “Esperamos poder responder de la mejor manera a la confianza que la NBI nos está entregando. Tenemos certeza que van a resultar grandes cosas de esta alianza y que esto es solo el comienzo que nos llevará a la implementación de mejores y más grandes ideas”, finaliza Preminger.

Día internacional de la mujer

Como trabajadores humanitarios, nuestra experiencia en el campo nos ha revelado la profunda desigualdad de género que impera en Latinoamérica y en el mundo. En las aldeas más propensas a todo tipo de riesgos naturales, las mujeres son muchas veces relegadas al trabajo del hogar. Irónicamente en situaciones de desastre este rol adquiere primacía, al ser las mujeres el pilar de la familia, que es el círculo más íntimo de resiliencia social. Sin embargo, al no tener el mismo acceso a la educación o a los mecanismos de toma de decisiones comunales como los hombres, las decisiones tomadas en esos contextos pueden tener consecuencias fatales.

Por desgracia, la desigualdad en términos de género es un fenómeno global. Un informe de ONU Mujeres de 2018 muestra que hay 4.4 millones más de mujeres que viven en la extrema pobreza, en comparación con hombres. Según el mismo reporte, 300,000 mujeres mueren anualmente por causas relacionadas con el embarazo. Entre grupos étnicos (como los indígenas o los afrodescendientes), de por si marginados, las mujeres son aún más; en 18 países los esposos pueden impedir legalmente que sus esposas trabajen, y 49 países carecen de leyes que protegen la violencia en el hogar.

Como organización latinoamericana, operamos en un contexto epidémico de violencia de género. Según un informe de Small Arms Survey de 2016, entre los 25 países del mundo con mayores tasas de feminicidios, 14 están en América Latina y el Caribe. En México, por poner un ejemplo, se asesinaron a siete mujeres cada día, en el mismo año.

Para nosotros el Día Internacional de la Mujer es una ocasión para abogar por justicia social.  Estamos convencidos de que esta desigualdad y violencia afecta el tejido social y merma la capacidad de resiliencia de las poblaciones, haciéndolas más proclives a ser afectadas por todo tipo de desastres.

Y es que, para los que trabajamos en la ayuda humanitaria, la igualdad de género no es un tema cultural: es de sobrevivencia.  Por eso buscamos empoderar a mujeres en posiciones de liderazgo, no solo por medio de programas como Brigadas por la Resiliencia sino también poniendo el ejemplo. En Miguel Hidalgo, Chiapas la arquitecta Paola Suarez lideró todo el proceso de reconstrucción de más de 100 viviendas, rompiendo, por medio de su liderazgo, los estereotipos locales y poniendo pauta para cambiar, aunque sea un poco, los roles de género.

Alerta roja para la región de Arica y Parinacota por el desborde de dos ríos.

Por: Uri Kirshbom, equipo de Comunicaciones CADENA Chile.

A principios de febrero, lluvias intensas causaron el desborde de rios en comunas de la región de Arica y Parinacota, en Chile. El desastre dejó 6 muertos, 45 damnificados, 282 albergados, 173 viviendas destruidas, 127 viviendas con daños mayores y 1546 con daños menores.

Las regiones del Norte fueron afectadas por la tierra seca del terreno, sobre la cual aparecieron grietas de distintos tamaños. Las altas temperaturas de verano y la irrupción de la lluvia contribuyó al desastre, trayedo consigo el desborde de los ríos Ancha y San José.

CADENA Chile realizó una misión de avanzada para evaluar necesidades e instalar filtros de agua y una segunda donde se instalaron más filtros y bidones de agua, además de realizarse intervenciones psicológicas. Gracias a esto, 94 familias ––en las localidades de Caleta Vítor, Valle de Costa y Camarones––puedan beber ahora agua salubre.

¡CON TU AYUDA, PODEMOS HACER MÁS!

DATOS DE CUENTA PARA HACER DONATIVOS.

Banco: Banco de Chile. Nombre asociado a la cuenta: ONG CADENA. Tipo de cuenta: Cuenta corriente

Número de cuenta: 16945425-08 / Rut: 65.170.584-3 / Correo asociado a cuenta: [email protected]