CADENA brindará agua potable a 25,000 personas en Kerala, India

India está en temporada de monsoon. Desde junio, no ha parado de llover.

Los torrenciales han sido particularmente fuertes este año. Pero la situación se volvió catastrófica la noche del 8 de agosto, cuando, en el estado de Kerala (ubicado en la región sudeste de la península índica), la lluvia desbordó más de 50 compuertas de presas en la región, inundando los distritos aledaños.

Hoy en día hay en total más de 87,000 personas desplazadas—mayoritariamente a los distritos de Idukki, Malappuram, Wayanad, Kannur, Calicut, Palakkad & Ernakulam—y se han establecido más de 3,000 campamentos en la zona para atenderlos.

Muchas de estas áreas son de difícil acceso, lo cual dificulta la ayuda humanitaria.  Se estima que la mayoría de los afectados trabajan como jornaleros del campo, y por lo mismo no podrán recibir ningún tipo de ingreso en los próximos meses. De particular urgencia es la situación alimenticia, y del agua potable que se está agravando, pues la ayuda con la que cuentan los distritos y las poblaciones vecinas se está acabando.

El martes 11 salío de la Ciudad de México un equipo de cinco voluntarios para instalar 150 filtros de agua en Ernakulam, Alappuzha, Idduki and Wayanad–distritos de la región de Kerala que sufren de escasez de líquido potable.  

A través de la comunidad judía de Cochin (capital de Kerala), CADENA pudo establecer contacto con la organización Aarogya Charitable Foundation, que en estos momentos funciona como un aliado estratégico local. 

“La idea, en esta ocasión, es instalar varios de filtros por campamento”,  comenta Erika Glantz, Directora de emergencias Internacionales—los filtros duran hasta cinco años y puede filtrar hasta 800 litros por día c/u, eliminando el 99.99% de toda bacteria–, “esto nos permite exponenciar su impacto: calculamos que, de esta manera, podemos brindar agua potable a 40,000 – 50,000 personas”.