Bajo el lodo. Los estragos de Vicente.

El 21 de octubre,  la tormenta Vicente causó fuertes lluvias, tormentas eléctricas, deslaves e inundaciones en la Sierra Norte de Oaxaca, dejando 11 muertos y muchos más damnificados. 

Dos días después de los hechos, Julio Morales y Ariela Milstein, voluntarios de CADENA, realizaron  una misión de avanzada para analizar la situación. “En el camino a Metaltepec había un gran derrumbe a la mitad de la carretera, tuvimos que dejar el coche y cruzar caminando, ” dice Julio, “había varios hombres buscando los cuerpos de una familia que estaba pasando por ahí cuando el cerro se cayó.”  

Refugios, picos, palos, catres, colchonetas: estas fueron algunas de las necesidades inmediatas detectadas por ambos. Por eso, el 1 de noviembre salió de la ciudad de México un grupo de 11 voluntarios para realizar una misión Mano a Mano y hacer entrega de estos y más artículos de necesidad.

Ariela Milstein, líder de la segunda misión, comenta: “Fuimos a La Candelaria y Tepitongo. En Tepitongo no había llegado nadie ya que los derrumbes habían bloqueado el acceso. Ahí se cayeron las paredes de la escuela, que ya tenía grietas después del sismo del año pasado.”

Los voluntarios ayudaron a varias familias a sacar lodo de sus casas y secar sus pertenencias. En total se apoyaron a 700 familias con 200 cubetas, 200 filtros de agua, 2100 toallas femeninas, 30 palas, 25 carretillas, kits de higiene y ropa.