Nos sentimos privilegiados de haber podido compartir con una hermosa y resiliente comunidad al celebrar el Día del Aborígen Costarricense, y al mismo tiempo, contribuyendo con la salud y el desarrollo de la población estudiantil Liceo Rural Tsikriyök y la Escuela de Yuavin.