La zona norte de Quibdó, donde habitan afros, indígenas y muchos venezolanos y venezolanas, está pasando por una situación muy difícil. En este sector de la capital Chocoana viven las familias más vulnerables que han sido víctimas del desplazamiento forzado de otras ciudades y que, por la pandemia, no cuentan con recursos para alimentarse. Ante esta situación, armamos 10 ollas comunitarias en los más de 15 barrios afectados. Luego, visitamos barrios donde hay fronteras invisibles y desarrollamos una actividad deportiva para los niños y niñas que residen allí. Les entregamos zapatos nuevos, preparamos comida para más de 100 chicos y chicas, y dictamos una charla sobre la vida. CADENA, siempre presente para aquellos que más nos necesitan.

Conviértete en Voluntario CADENA