En San Miguel de Tucumán, el riesgo de ser afectado por una inundación es altísimo; los asentamientos no tienen la infraestructura para sobrellevarla. Los últimos días del 2020, como consecuencia a una inundación, varias comunidades se quedaron sin luz, sin comida y sin ropa, además de otras pérdidas de alto valor material y afectivo; el agua se volvió muy turbia, no apta para el consumo. CADENA respondió al día siguiente del fenómeno: entregamos lámparas solares de emergencia, filtros de agua, comida y ropa, imprescindibles para sobrevivir.

Conviértete en Voluntario CADENA