En Quibdó, Chocó, entregamos 100 refrigerios a niños que entrenan fútbol y muchas veces llegan a los entrenamientos sin una alimentación adecuada. Nos complace tener un equipo activo y comprometido con esta y otras causas que afectan a las poblaciones más vulnerables de nuestro país. ¡Juntos somos más fuertes!