Hace unas semanas construimos una cisterna en Chaco, que almacena agua para más de 40 personas. Las cisternas son el único reservorio de agua potable de miles de familias que viven en El Impenetrable chaqueño. En nuestro rol de brindar ayuda humanitaria, en este caso, a los perjudicados por las enormes sequías, colaboramos con la reparación de dos cisternas de agua en parajes rurales para que más gente tenga acceso a agua potable. Muchas gracias a todos los voluntarios que ayudaron a que esto sea posible. Ellos fueron y son un eslabón fundamental de esta CADENA, y vos también podés ser uno.

Conviértete en Voluntario CADENA